• Leer Reseña
  • Leer Reseña
  • Leer Reseña
  • Leer Reseña
  • Leer Reseña
  • Leer Reseña
  • Leer Reseña
  • Leer Reseña
Previous Next
:

MiP SP PT

Lunes, Noviembre 20, 2017

banner los benito madeinmetal2

Ben PooleIMGP0158

A medida que avanzaba, el voltaje subía, y para la mitad de su actuación ya estábamos pensando cómo podría superarse.

 Llegamos a tiempo para comernos unos perros calientes frente a la Sala Maravillas que registró una buena asistencia de público para el evento. Agradecemos a Andrés Cortés y a Intertour Music Agency por traera  estos músicos. Parece que las continuas visitas de Ben Poole a España donde cada vez hace hasta 10 conciertos están dando resultado. Patearse las carreteras y los bares es lo que hay cuando se trata del blues. Sin teloneros, la banda comenzó a tiempo con “Let’s go Upstair”.

Hagamos un pequeño aparte, ¿por qué Ben Poole no lleva teloneros? Puede haber muchas razones. La principal es que él aun no es tan popular, pero también que no haya buenos grupos de blues rock por donde pasa que lo puedan respaldar, e incluso que los que haya sean demasiado buenos para querer ser teloneros. No lo sabemos, pero este no fue de los conciertos donde te rellenan la noche con tres grupos por el precio de uno o algo parecido. Y lo agradecimos.

Ben PooleIMGP0150

Ben venía presentando su nuevo disco, segundo de estudio, Time has Come. Quien compre el disco encontrará a un guitarrista muy bueno con una voz cálida y una manera muy actual de ver el blues, mezclándolo con elementos de rock, pop, música sureña, etc. Quien, con el disco en la mente, vaya a verlo en directo, encontrará mucho más.

Si, Ben es un músico de directo y a partir de “Win you Over” comenzó a demostrarlo con una innegable presencia, mezclando palabras en inglés y español, y siento escueto en sus parlamentos. Como el mismo decía, la gente no sabe inglés así que prefiere cantar más y hablar menos.

Ben PooleIMGP0152

No fue hasta la quinta canción, “Lying to me” (que anunció como una de las más pesadas de su disco, la “heavy”) que entro de lleno en su nuevo disco del que tocó cinco temas, además de  darnos la posibilidad de conocerlo más a través de canciones que escuchábamos por primera vez pero que sentimos como si fueran canciones de siempre, y de hecho alguna lo fue, pues hubo una que otra versión de los clásicos. Nos contó que era el único de su escuela que le gustaba este tipo de música.

A medida que avanzaba, el voltaje subía, y para la mitad de su actuación ya estábamos pensando cómo podría superar interpretaciones como las de “The question why” o “Someday you’ll have your own”, pero las fue superando y aquello siguió creciendo.

Ben PooleIMGP0153

Venía con un dedo entizado de su mano izquierda, una inoportuna cortada en el lugar más jodido, y a mitad de concierto perdió la venda. Un miembro del staff le aplicó algo rápido que yo pensé que era pegamento, un tape de los que se usan para aislar los cables de corriente, y adelante. Pero el dedo siguió jodiendo y para el fin de la actuación se veía la venda manchada de sangre. Aun asi Ben siguió hasta que pasaron dos horas, que se nos fueron muy rápido.

Momentos de fraseos comunes, de clichés del blues muy bien engarzados y momentos de rapidez y concentración. Magnifico guitarrista y buen vocalista, la banda lo respaldó, sobretodo el tecladista, a quien presentó en más de una oportunidad pero soy incapaz de repetir el nombre, tampoco del resto. Formato cuarteto, más que suficiente para incendiar Madrid.

Ben PooleIMGP0156

Para terminar, nos contó que tuvo la oportunidad de conocer a Gary Moore unos días antes de su fallecimiento y que desde que el genial guitarrista murió, tiene la costumbre de dedicar cada noche “Time Might Never Come” a su memoria. Perdonen la expresión pero ¡cojones!, la interpretación de este tema en directo es de infarto. Poole se lució tocando y cantando, y las expresiones de dolor en su cara eran sentidas, no sabemos si recordando a Moore o por abusar así de sus dedos, incluyendo el herido.

Luego de una retirada en falso llegaron los bises con “As the Crow Flies” y “Hanging in the Balance”. Ben Poole convenció y venció. Vi a varios asistentes comprar sus discos, yo tengo el mio. Una manera de apoyar a músicos como estos, jóvenes excepcionales. Si al final todo se destruyera y solo quedará Ben Poole, estamos seguros que la llama del blues seguiría viva.

Ben PooleIMGP0151

 

Categoría: Crónicas

Search:

Radio:

Programas Anteriores

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Recomendamos:

Solstafir
5 fingers p

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Musikhaus Thomann Linkpartner

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar